En la Frontera no habrá cambios, no todo seguirá igual pese a conflictos

     Santo Domingo, 20 junio 2013.-. Tras reunirse con el presidente Danilo Medina en el Palacio Nacional, el ministro de las Fuerzas Armadas (FF.AA), almirante Sigfrido Pared Pérez, dijo ayer que hasta el momento no se ha contemplado incrementar la vigilancia militar en la frontera domínico-haitiana.

     "La frontera no hay que reforzarla, porque está reforzada desde hace mucho tiempo. Ahí hay unidades del Ejército Nacional, acantonadas con la fuerza de tarea, que se moviliza a través de la brigada, en coordinación con el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront)".
     No obstante, Pared Pérez expresó que el organismo que dirige está preparado ante cualquier necesidad, tras señalar que las FF.AA cuentan con los equipos y los vehículos para poder reguardar la frontera.
     Se recuerda que desde hace varios días, en la frontera se han vivido momentos de tensión, por la veda impuesta por Haití a la importación de pollos y huevos.
     Sobre el plan de patrullaje mixto (policías y militares), el oficial entiende que ha tenido sus efectos positivos, en el entendido que la delincuencia ha disminuido en las últimas semanas.
     "Ustedes están viendo que todo va acorde al cronograma del mismo, con las fases que se están llevando, y el mismo se está actualizando cada semana, de tal manera que podemos ir ajustando lo que son los requerimientos de la ciudadanía a los esfuerzos de las Fuerzas Armadas", expuso.
     Consideró que partiendo de las estadísticas que manejan las autoridades, los actos delincuenciales se han reducido en más de una 50%, luego del proceso de vigilancia mixta.
     El ministro de las Fuerzas Armadas defendió también el desempeño que han tenido los militares que patrullan, el cual calificó de satisfactorio.
      Preguntado sobre si el operativo resulta "costoso" al Estado, Pared Pérez fue categórico en decir "lo caro o lo barato no es lo importante, sino que se cumplan los objetivos que requiere la ciudadanía".
      "Siempre se ha dicho que la seguridad no tiene precio; la seguridad es un factor que cada país lo paga dependiendo la necesidad que tenga. Si en este momento necesitamos que las Fuerzas Armadas apoye la Policía, bueno tenemos que hacerlo. Lo importante no es el precio, sino el servicio en si", manifestó.