Rep. Dominicana denuncia “montaje” para perjudicar su industria turística

  • Por EFE
  • Fecha: 18 junio, 2019

SANTO DOMINGO.- El Gobierno dominicano aseguró este lunes que la estadounidense Leyla Ann Cox falleció el pasado 10 de junio por problemas cardíacos y denunció “un montaje” para perjudicar los servicios turísticos del país relacionado con las recientes muertes de otros turistas.

El ministro de Salud Pública dominicano, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo en rueda de prensa que el fallecimiento de Cox fue debido a su condición “premórbida”, ya que sufría de cardiomegalia (corazón grande), era hipertensa y había sufrido varios infartos.
“Hay un manejo comunicacional perverso, particularmente de la (cadena estadounidense) Fox Internacional (…) es claro que todo es un montaje, se está haciendo con intención maliciosa para perjudicar los servicios turísticos que ofrece el país”, dijo el funcionario.

Afirmó que en cuanto al caso de Cox al Ministerio de Salud local solo le faltan los informes toxicológicos sobre su fallecimiento, pero que las autoridades sanitarias han actuado con “responsabilidad” y que no van a seguir permitiendo “la difusión falsa” a nivel internacional sobre esta y otras muertes de turistas recientemente ocurridas en el país.
No hay evidencias de sustancias nocivas
En ese sentido, dijo que desde el punto de vista epidemiológico, no hay evidencias de sustancias nocivas en la alimentación (servida a los turistas), pero aseguró que siguen trabajando con los actores del sector y no hay nada que “temer” en el turismo dominicano, ya que esos decesos se produjeron a causa de las condiciones mórbidas de esos turistas.
Cox, de 53 años, viajó a la República Dominicana el 5 de junio y tenía previsto regresar a Estados Unidos el 12, pero falleció repentinamente dos días antes, de acuerdo con declaraciones ofrecidas por su hijo William Cox a medios estadounidenses y reproducidas por medios locales.
Antes de ese caso, la médico terapeuta estadounidense Miranda Lynn Schaup Werner, de 41 años, murió el 25 de mayo pasado en un hotel en la carretera que une a las provincias San Pedro de Macorís y La Romana, en el este del país.
El informe preliminar de la autopsia dado a conocer por la Procuraduría General de la República establece, entre otras cosas, que presentó cardiomegalia de 380 gramos, hemorragias petequiales en epicardio, fibrosis endocardica, cambios grasos en endocardio y congestión pasiva crónica de hígado.
En tanto, los también estadounidenses Nathaniel Edward Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, murieron el 30 de mayo en otro hotel de la zona.
Hotel Hard Rock Punta Cana emite comunicado
Este lunes, el hotel Hard Rock Punta Cana emitió un comunicado en el que aseguró que las autopsias de dos turistas alojados en esa instalación, quienes murieron en 2018 y 2019, no arrojaron circunstancias sospechosas en sus decesos.
Se trata de las muertes de David Joseph Harrison, de 45 años, y Robert Bell Wallace, de 67, agregó la información.
Conforme a la autopsia del 15 de julio de 2018, realizada en el Instituto Nacional de Patología Forense, al cuerpo de Harrison, su deceso se produjo a causa de una arterosclerosis grado IV de las arterias coronarias, con infarto en la pared posterior del ventrículo izquierdo, edema pulmonar e insuficiencia respiratoria como mecanismo terminal.
Indica que el extranjero, fue asistido por el personal médico del Hard Rock Hotel, donde estaba hospedado, al presentar dolor torácico con varias horas de evolución. Que posteriormente fue trasladado a la emergencia del Centro Médico Hospiten, en Bávaro, donde murió, el 14 de julio de 2018.
En torno a Wallace, el hotel precisó que falleció a causa de un shock séptico, neumonía aguda y fallo multiorgánico.
El reporte refiere que Beber Lynn Ticknoff, esposa de Wallace, informó que su esposo había presentado dificultad respiratoria, dolor de la espalda baja de fuerte intensidad luego de realizar un esfuerzo físico de dos días de evolución.
Tras recibir atenciones en el complejo hotelero, también fue trasladado al Centro Médico Hospiten donde falleció.

Arreciarán medidas para que clínicas cumplan normas

SANTO DOMINGO.-El Ministerio de Salud informó este lunes que arreciará  las medidas para el cumplimiento de las normativas y procedimientos en los centros de salud de la República Dominicana que ofrecen servicios de cirugías plásticas.
Hizo el anuncio menos de 24 horas después de que el Gobierno de Canadá advirtiera a sus ciudadanos sobre personas que han muerto durante y después de haberse realizado cirugías estéticas en República Dominicana.
El organismo oficial indicó en una nota de prensa que trabaja para lograr una reglamentación según los estándares internacionales, la cual estará contenida en una resolución que será emitida próximamente.
Aclaró que una vez una clínica es cerrada por violación de las normas está obligada a someterse a un plan de mejora firmado con el Ministerio, y si cumple con esos requisitos, entonces se procede a su  apertura de los centros.
“La diferencia de hoy en adelante con la nueva normativa que está surgiendo en los casos específicos, que tienen que ver con cirugías plásticas y estéticas es que la emisión complementaría de la resolución de carácter transitorio que pondrá en vigencia una serie de medidas para garantizar la seguridad de los pacientes de cirugías plásticas y de estética, será una obligación de todos los centros y de los médicos involucrados a someterse a ella”, agrega.
El ministro de Salud Pública dominicano, Rafael Sánchez Cárdenas,  se quejó ayer en rueda de prensa de que médicos que no están habilitados prestan  servicios de esta naturaleza en clínicas y que éstas que a la hora de hacer su habilitación no lo declaren.
Establecimientos cerrados
María Solano, subdirectora técnica de Habilitación, explicó que tres establecimientos de Salud clausurados recientemente violaron la Ley 42-01, el reglamento 1138-03 y resolución del año  2015, que regula el ejercicio de la cirugía plástica, estética y reconstructiva en el país.
En el caso de la clínica Escaño, realizaron un procedimiento de cirugía plástica para la cual no están autorizados, y el profesional de la salud que la realizó tampoco estaba autorizado, dijo.
En tanto que Caribeean Plastic Surgery no tenía habilitación vigente y estaba en un proceso de habilitación no autorizado a realizar estos procedimientos. “Ya se había elaborado un acuerdo con la dirección médica de ese centro del cese de esas cirugías plásticas en el año 2018”, enfatizó..
En el caso del establecimiento Monumental que fue clausurado este lunes se debió a que permitió el acceso a sus quirófanos de profesionales de la cirugía plástica no autorizados, en este sentido violentó la resolución 08, del 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario