Condena de 30 y 20 años a asesinos de “La Fosa”

SAN PEDRO DE MACORIS.- Los acusados de secuestrar, asesinar y lanzar a una fosa los cadáveres de       al menos cinco choferes, en San Pedro de Macorís y otros puntos de la región Este, recibieron anoche condena de 30 y 20 años y al pago de una indemnización de más de 200 millones de pesos, por el hecho que estremeció a todo el país.
Los condenados a 30 años son Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, y Radhamés Ramírez, que cumplirán la pena en San Pedro de Macorís.
En tanto a 20 años por complicidad fueron condenados, Luz Divina Martínez Pimentel, Jaime Valentín Encarnación Figuereo y Samuel Fortuna.

A descargo quedó en libertad Hanssel Mercedes, chofer de David, contra quien no se presentaron pruebas suficientes que lo comprometieran penalmente.
Los procesados fueron acusado de violar los artículos 59, 60, 61, 62, 265, 266,, 267, 295 296, 297, 298,, 302, 303,-4, los numerales 9,10 y 11, 379 y 382 del Cídigo Penal Dominicano, así como artículo 39 de la antigua Ley 36 sobre Comercio, porte y Tenencia de Armas.


En juicio que se prolongó por más de 10 horas, los jueces Juezas Kenia del Pilar Tavárez Henríquez,  Haydeliza Ramírez Henríquez y Juan Guilamo, en su dictamen establece que los procesados cumplirán sus penas  en las cárceles de Najayo, La Victoria y los demás en el CCR-San Pedro de Macorís.
El Ministerio Público estuvo representado por los fiscales Claudio Cordero, Brenda Jabalera y Digna Consuelo Ortíz.
Unos 24 testigos fueron presentados por el Ministerio Público, lo que fortaleció el proceso, para lograr las condenas.
Jaime Valentín Encarnación era tenido como la persona que servía de canal para la negociación en Haití de los vehículos sustraídos a las víctimas.
El grupo era acusado de las muertes de los chóferes Vidal Dionisio Berroa Manzueta, Jary Wilson Rodríguez, Germán Arredondo Quezada, y  David Polanco,
En sus conclusiones los fiscales dijeron que los imputados se constituyeron en asociación de malhechores, para realizar  robos agravados, utilizando armas de fuegos.
El Ministerio Público de San Pedro de Macorís solicitó condenas de 30 y 20 años de prisión contra seis de los imputados de robo, tortura asesinatos contra varios choferes que luego fueron sepultados en una fosa común en Boca Chica.
Los imputados son Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, Luz Divina Martínez Pimentel, Janser Peralta Mercedes, Radhamés Ramírez, Jaime Valentín Encarnación Figuereo y Samuel Fortuna.
Bizcocho
Familiares y amigos de los choferes asesinados celebraron con bizcocho y bebida las condenas de los implicados en el horrendo crimen.
Los asesinos de  “La Fosa”, quienes secuestraban, atracaban y luego lanzaban a una fosa a sus víctimas en Juan Dolio, operaban en complicidad con delincuentes de la vecina nación de Haití.
Los verdugos de la fosa son Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, Luz Divina Martínez Pimentel, Janser Peralta Mercedes, Radhamés Ramírez Rodríguez, Jaime Valentín Encarnación Figuereo (Jay) y Samuel de Jesús Fortuna Peña (Samuel o Bocio).
El grupo mató a los chóferes Vidal Dionisio Berroa Manzueta, Jary Wilson Rodríguez, Germán Arredondo Quezada, mientras otros figuran como desaparecidos.
El Ministerio Público presentó 24 testigos, un voluminoso fardo de documentos con pruebas materiales, documentales e ilustrativas, por lo que el fiscal Pedro Núñez siempre confió en una condena ejemplarizadora.
Se recurerda que tras robar los vehículos y asesinar a los choferes, los asesinos en serie vendían la unidades en Haiti, en cuya nación se condicionaba el tipo de vehículo que tenían que llevar.
Maniobras
Los jueces establecieron que se utilizaron maniobras fraudulentas para  ubicar a los incautos choferes, cuyos vehículos eran solicitado con ciertas especificaciones.
Los choferes eran engatusados por los cacos de forma amigables, para que se fueran con ellos a ciertos servicios, lo que era aprovechado para secuestrarlo, matarlo y lanzar sus cuerpos a una fosa.
Muchas veces se pagaba por adelantando a los incautos choferes por adelantado más de los acordado, para que se vieran motivado a realizar los supuestos viajes de personas a determinados puntos del país.