Canódromo repleto de motocicletas; los Amet no dan tregua

Los centros de retenciones vehiculares controlados por la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) han estado más activos que de costumbre en las dos primeras semanas de este año.
Y es que los también conocidos como policías del tránsito andan al acecho de aquellos que osen cometer alguna infracción a la rigurosa ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial que entró en vigencia recientemente.


Desde la avenida República de Colombia se puede apreciar a distancia las cientos de motocicletas arrumbadas en el canódromo, ubicado en el sector Los Girasoles, Distrito Nacional, muchas de las cuales se observan con canastos diseñados para cargar provisiones utilizadas para servicio de delivery.

Aunque la Digesett no ofrece el número exacto de cuántas motocicletas tiene retenidas en los tres centros del Gran Santo Domingo, la Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones (Fenacodep) sostuvo que la entidad retiene por alegadas infracciones de tránsito más de tres mil. FUENTE:ELCARIBE