Los fabricantes europeos advierten sobre el impacto de los coches eléctricos en el empleo


Los fabricantes de automóviles estimaron que la Comisión Europea subestimó el impacto de un desarrollo muy rápido de los vehículos eléctricos en los empleos del sector, apoyándose en un informe publicado el martes.

"La Comisión reconoce que los vehículos eléctricos que funcionan totalmente con baterías requieren menos mano de obra que los vehículos con motor de combustión interna", afirma en un comunicado la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

La asociación, según la cual la Comisión "subestima el impacto negativo [en materia de empleo] de sus propuestas" sobre el límite de emisiones de CO2, critica así una de las medidas estrella del paquete de "Movilidad Limpia" del ejecutivo comunitario.

A principios de noviembre de 2017, Bruselas propuso imponer una reducción del 30% de media de las emisiones de CO2 en los vehículos de particulares antes de 2030. El comité de Medio Ambiente de la Eurocámara debe pronunciarse próximamente sobre estas nuevas medidas.

"La totalidad de la cadena de producción europea deberá transformarse a un ritmo sostenible", defiende Erik Jonnaert, secretario general de la ACEA, en el comunicado.

La Eurocámara y el Consejo de la Unión Europea (UE), que representa a los 28 países del bloque, discuten actualmente a nivel interno sus respectivas posiciones sobre la propuesta, antes de poder iniciar las negociaciones entre instituciones.

En el Parlamento Europeo, el proyecto de informe del comité de Medio Ambiente prevé objetivos más ambiciosos: una reducción del 50% de las emisiones de CO2 para 2030 y objetivos más ambiciosos en materia de producción de vehículos menos contaminantes.

Según la eurodiputada ecologista Rebecca Harms, el voto en comité, que precede la votación en la sesión plenaria de la Eurocámara, se anuncia disputado.

La industria automotriz representa más del 11% de los empleos en la industria manufacturera, señala la ACEA, una media que aumenta a más del 20% en 14 regiones de la UE, especialmente en República Checa, Alemania, Italia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Suecia y Reino Unido. Fuente:yahoo