Presidencia pide al Congreso autorizar más de RD$26 mil millones para asistencia social

El Poder Ejecutivo pidió asignar unos cuatro mil millones de pesos más al Plan Social de la Presidencia, entidad que en los primeros cinco primeros meses del año ha agotado el 90% de los más de tres mil millones que le fue asignado en el presupuesto general del Estado para este 2020.

Pero el aumento de presupuesto no solo estaría dirigido a la dependencia dirigida a la Asistencial Social Integral sino también el gabinete de políticas sociales que dirige la vicepresidencia de la República para el cual solicita más de 22 mil 797 millones.
El Poder Ejecutivo ha pedido un total de RD$31,303,291,733 para dar respuesta a la crisis creada por la pandemia del coronavirus COVID-19. Los montos correspondientes al programa Solidaridad, el Plan Social y la presidencia de la República, según explicó el economista experto en presupuesto, José Rijo Presbot, están explicados en cuatro anexos adjuntados al proyecto de presupuesto.
De acuerdo con los informes de ejecución del Plan Social, a mayo de este año se gastaron 3,484 millones de los 3,854 que le fueron dados para este 2020.
En los reportes de gastos de la institución, aparecen, además, la autorización de compras mediante tres licitaciones para la adquisición de productos alimenticios, así como electrodomésticos y materiales de construcción que serían distribuidos a personas de escasos recursos.
En febrero de ese año el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, recomendó al Gobierno suspender “motu proprio” la compra y distribución de electrodomésticos por no ser una acción social prioritaria y que en este momento puede “prestarse a confusión”.
Castaños Guzmán se pronunció en esos términos al ser consultado sobre el anuncio del Plan Social de que se dispone a repartir 946 millones de pesos en electrodomésticos, enseres del hogar, comida y materiales de construcción a “personas necesitadas” antes de que se declarara el estado de emergencia nacional.
Varias medidas fueron tomadas por el gobierno para afrontar la crisis producida por el COVID-19, entre ellas aumentar hasta 5,000 pesos los fondos entregados a las familias a través del programa Progresando con Solidaridad y hasta 7,000 en los casos en que los adultos mayores sean los jefes de hogar.
La opinión
de Pavel Isa
El economista Pavel Isa Contreras considera que, como parte de su responsabilidad con la transparencia, el Ministerio de Hacienda debería explicar tanto a los legisladores como al país de qué se trata el nuevo presupuesto. ‟Este proyecto de modificación presupuestaria es opaco e impenetrable, un verdadero peñón de granito que obliga a largas horas de trabajo del ojo especializado, sin seguridad de lograr entender todos sus aspectos, considera Isa.

Fuente:diariolibre

No hay comentarios:

Publicar un comentario