Manny Acta: "Me da miedo lo que podría pasar en RD en las próximas semanas"

Con el béisbol en pausa, el dominicano Manny Acta está junto a su familia en su casa en la Florida durante el mes de abril por primera vez en 34 años. Pero para el veterano coach de los Marineros, la familia se extiende mucho más lejos de su propia casa.

Acta, de 51 años, siempre se ha mantenido en un estrecho contacto con su familia en la República Dominicana, donde se crio en San Pedro de Macorís. Incluso ahora, mientras trabaja como coach de la tercera base de los Marineros durante la campaña de Grandes Ligas, pasa la temporada muerta como vicepresidente y gerente general de las Estrellas Orientales en LIDOM.
Aunque Acta pasa partes de cada día contactando a distintos jugadores y técnicos de los Marineros para asegurarse de que estén bien durante este parón por culpa del COVID-19, también está preocupado por su gente en la República Dominicana mientras ellos trabajan para obtener los ventiladores, máscaras e implementos médicos para lidiar con la pandemia.
Acta ha tratado de divulgar el mensaje de la importancia del distanciamiento social y de cumplir el toque de queda en Dominicana, donde a los ciudadanos les están pidiendo que no salgan de sus casas después de las 5 p.m.
“Hay demasiada gente que simplemente no está respetando eso”, dijo Acta durante una teleconferencia con reporteros que cubren a los Marineros y reportada por la página de los Marineros en la web. “Vivimos en un país (República Dominicana) donde mucha gente tiene que salir hoy para conseguir pan para mañana.
“Es fácil para mí quedarme aquí (en Madeira Beach, Florida] con mi familia, comprar comida y no salir otra vez por 15 días. Pero no le puedes pedir a la gente pobre que se encierre en una casa con seis niños, sin recibir un cheque y sin comida para alimentarse, así que están teniendo algunos problemas, especialmente con el tema del distanciamiento social”.
Acta fue manager de los Indios y los Nacionales antes de incorporarse al cuerpo de coaches de Scott Servais en los Marineros en el 2016, y ha visto el béisbol desde todos los ángulos. Pero jamás había visto algo como lo que está pasando ahora mismo alrededor del mundo, por lo que está tratando de utilizar su presencia en las redes sociales y estatus en la República Dominicana para ayudar a difundir el mensaje a aquellos que quizás no entiendan la importancia de quedarse en casa, incluyendo un mensaje en español en su cuenta de Instagram.
“Me da miedo lo que podría pasar allá en las próximas dos semanas, porque hay muchísima gente que no entiende lo que significa ‘asintomático’”, expresó Acta. “No te sientes mal (físicamente), pero igual lo tienes y lo vas regando. Han trabajado bien duro para educar a la gente sobre eso, pero ahora mismo, con eso es que estamos luchando.
“Es bien duro. Yo entiendo a mucha gente porque crecí allá y vi la pobreza en algunas familias. No es fácil estar en una casita de dos o tres cuartos, incluyendo la sala, con seis niños y no tener internet, tres televisores distintos y todo eso. Entonces, entiendo eso.
“Pero por otro lado, todos vamos a tener que hacer sacrificios para poder pararlo. Ése es el problema con el que estamos batallando en mi país. La gente que está en un nivel de pobreza donde simplemente no pueden darse el lujo de quedarse en la casa, ver televisión por cable y tener comida para dos semanas”.
Del lado positivo de su vida personal, Acta afirmó que ha podido comunicarse con algunos jugadores a un nivel más personal del normal, mientras hablan de la vida y lidian con esta pausa obligada. También ha encontrado tiempo para leer libros, enfocado actualmente en ‘Cien Años de Soledad’ de Gabriel García Márquez.
“Es un libro viejo, un clásico”, dijo Acta. “El original es en español, pero mi hermana me dio uno en inglés. Yo leo mucho sobre la historia de la República Dominicana, de la época de la dictadura y todo eso. Probablemente voy a volver a leer ‘El Alquimista’ y ‘El Monje que Vendió su Ferrari’ y todos esos libros que evitaban que me volviera loco mientras estaba con aquellas reconstrucciones en Cleveland y Washington, D.C. Todas esas cosas de autoayuda”.
En otras palabras, cuando Acta no está ayudando a otros, tratará de ayudarse a sí mismo. Y de mantenerse listo para regresar al béisbol tan pronto como sea posible. Fuente_diariolibre

No hay comentarios:

Publicar un comentario