Otra crisis que amenaza al PLD en su ruta a elecciones

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) inició desde el pasado proceso de primarias lo que promete ser la principal crisis política que amenaza con llevar dividida a esa organización política a las elecciones del próximo año.

La rivalidad nacida con fuerza en las primarias del 2007 entre el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández llegó este año a su clímax, con los enfrentamientos entre los grupos que lideran ambos dentro y fuera del Congreso Nacional por la oposición del exmandatario a los aprestos para modificar la Constitución permitir la repostulación del presidente Danilo Medina.
Esta crisis se le plantea al PLD en momentos en que no cuenta con ningún mediador interno, debido a las heridas que se han venido produciendo, y el único mediador que tenía, la Junta Central Electoral como organizadora de las primarias, está siendo descalificada por el sector de Fernández al definir el proceso como fraudulento.
La tarea de unificación del partido hacia el 2020 es muy difícil, aunque no imposible, para Gonzalo Castillo, el presidente Danilo Medina y su tendencia, por los precedentes de pugnas que se han venido dando en los últimos dos años.
Castillo, el as bajo la manga de Medina, emprendió una meteórica precampaña de dos meses con el fin de lograr, con el impulso del mandatario, imponerse ante un líder invicto ganador de tres elecciones presidenciales con más de un 50% de los votos.
También tuvo que superar los sinsabores que dejó en el seno del propio danilismo su aparición repentina en la arena de los precandidatos que ya tenían un año haciendo activismo, sin que se lograran sumar a sus aspiraciones Reinaldo Pared y Carlos Amarante.
En medio de todas las diferencias que han tenido este año, no hubo forma de que el presidente Danilo Medina y Leonel Fernández se vieran las caras, y los mensajes que se enviaron a través del secretario general del PLD y presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, quien narró a Diario Libre los momentos de agonía del proyecto de reforma constitucional que se tenía preparado.
Ese asalto lo ganó el expresidente Fernández y su equipo, pues Pared Pérez reveló que todo estaba listo, pero el mandatario prefirió mantener su “legitimidad” de su gobierno que someterse a la guerilla política que estaba en marcha, desistiendo del mismo en un discurso a la Nación el pasado 22 de julio.
Otras batallas
Las luchas de las tenencias danilistas y leonelistas tuvieron otra batalla que se remonta a la reunión del Comité Central del PLD celebrada el 27 de octubre del 2018, donde la posición del danilismo ganó, permitiendo que se realizaran primarias abiertas para elegir a los candidatos a puestos congresuales, municipales, presidencial y vicepresidencial, luego de una intensa pugna frente a los leonelistas.
El sector del expresidente Leonel Fernández abogaba por las primarias cerradas, como lo indicaban los estatutos del partido, pero en la Ley de Partidos se aprobó que sean los organismos los que decidan la modalidad.
Otro escenario épico fue la famosa reunión del Comité Político realizada en Juan Dolio el 19 de abril del 2015 en el complejo turístico Metro.
Allí el danilismo triunfó, decidiendo que se buscara una reforma para la reelección del presidente Danilo Medina, con mayoría de los miembros de ese organismo en la reunión del Comité Político del PLD.
La crisis que se generó a partir de esa reunión en el partido fue superada con un acuerdo en el que se aprobó reelegir a senadores y diputados que buscaran nuevamente sus cargos.
Una victoria más del danilismo se logró en el 2014, cuando se eligieron 168 nuevos miembros del Comité Central, donde esa tendencia obtuvo mayoría absoluta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario