Luis Castillo defiende compra de villa por la que se le acusa de lavado de activos

El expelotero de Grandes Ligas Luis Castillo declaró que la adquisición a través de la cual compró una villa en Casa de Campo a la empresa Costasur Dominicana S.A. de fecha del 29 de julio de 2019 junto al también expelotero Octavio Dotel fue “un negocio de buena fe” y se hizo la transacción como un préstamo no como una estrategia de lavado como parte de la red del supuesto narco César el Abusador, como le imputa el Ministerio Público.

Luis Castillo, en conversación con el programa del Sol de la Mañana, aseguró que vendrá a la República Dominicana a limpiar su nombre y a entregar las evidencias que aclaran la transacción que por el momento se le ha imputado.
Luis Rivas, abogado de Luis Castillo, consideró las acusaciones que le hace la Procuraduría General de la República como “sin fundamento”.
“Eso no tiene fundamento. Lo que ellos sostienen que es parte de lavado de activos, es una práctica muy común en préstamos fuera de la banca. Una persona que presta un dinero, acostumbra en paralelo hacer un contrato en compra y venta y así no tener que hacer un embargo inmobiliario. Eso es lo que ellos entienden que resulta sospechoso. Ese dinero vino en transferencia de un banco de Estados Unidos y el banco de Estados Unidos ya había depurado a Luis Castillo. Eso no tiene esa connotación que le han querido dar...”, dijo Rivas.
La documentación a la que Diario Libre ha tenido acceso indica que “Octavio Dotel y Luis Castillo suscriben además como acreedores de un supuesto préstamo por garantía hipotecaria por la suma de 1.6 millones de dólares con la misma villa puesta como garantía de la deuda, lo cual carece de sentido si ya habían adquirido la propiedad un día antes”.
El documento refiere que en otra carta de Costasur Dominicana S.A. de fecha del 29 de julio de 2019, a requerimiento de esta procuraduría especializada, se remite documentación sobre la propiedad de villa Barranca Este No. 26 y 26 en el sentido de que fue entregada copia del acta de la asamblea de fecha del 30 de julio de 2015 donde Luis Antonio Castillo Donato, también miembro de la estructura criminal, adquiere las acciones de C y U Dominicana, empresa propietaria del referido inmueble. Conforme al análisis de los documentos societarios, suscritos por la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, Octavio Eduardo Dotel Díaz posteriormente adquiere el control accionario de la referida empresa.
Daño a la familia
Luis Castillo declaró que en cuanto se ha dado a conocer la información, familiares, amigos y compañeros le han mostrado respaldo pero lo que más le ha afectado fue una llamada de su hijo el primer día que entró a la universidad en Estados Unidos. “Me llamó y me dijo que un amigo suyo dijo tu papá está en problemas y yo soy una persona que siempre me he manejado por lo correcto. Esperamos que todo se aclare”.
De acuerdo con la documentación depositada por la fiscalía del Distrito Nacional, en la solicitud de medida de coerción contra Octavio Eduardo Dotel Díaz se le acusa de ser “uno de los principales colaboradores en el aspecto de lavado de activos” de la red criminal dirigida por César Emilio Peralta (a) César el Abusador y de utilizar “su condición de exjugador de béisbol profesional que le permite mover grandes sumas de capital sin levantar sospechas de las autoridades del sistema financiero” para constituir empresas que sirvieron de fachada a los negocios ilícitos de la organización. Fuente:Diariolibre

No hay comentarios:

Publicar un comentario