Turba de haitianos secuestra dominicanos, hecho ocurrido en carretera internacional.

El destacado cardiólogo Dr. Pedro Ureña,  denunció en el programa Zol 106.5 que una turba de más de 100 haitianos secuestraron a un grupo de profesionales  dominicanos por más de 3 horas, ante la mirada impávida de las autoridades.

El y el grupo de profesionales que le acompañaba, practicaban turismo interno en la región sur del país, cuando fueron interceptados y retenidos por una violenta turba de haitianos y  salieron ilesos gracias a que se dijo que eran americanos, dijo que otros 10 personas estaban en la misma situación, aunque no corrieron con la misma suerte, estuvieron secuestrados casi todo el día, hasta que las autoridades dominicanas devolvieron un motor de un haitiano que había sido incautado en días previos y que fue el motivo inicial para el levantamiento.
El cardiólogo Pedro Ureña estaba acompañado Johnny Aquino (cardiólogo), Luis Andrés Cordero (Cirujano), el ingeniero Gilberto Ureña, Óscar Valiente, Diego Cordero y el abogado Rafael Ureña.
El doctor Pedro Ureña dijo que fueron retenidos como desde las 3:00 hasta las 5:30 de la tarde.
Explicó también que la autopista estaba bloqueada por los extranjeros.
Expresó que la respuesta de los 2 militares de puesto que además estaban bien armados  fue que no podían interferir y que sólo les pudieron decir: que sabían la situación y que qué bueno que les soltaron. Mientras que los lugareños se alegraron que ellos pudiesen informar lo que viven a diario. Se expresó indignado que nunca pensó que en su país no recibiría seguridad alguna por parte de sus autoridades e incluso que no podía culpar a la turba de indocumentados puesto que son gente pobre e ignorante, que pena le daba saber que los dominicanos también pobres que viven en la zona, sufren de esto a diario, ante la inercia de las autoridades.
La denuncia inicialmente había sido hecha por el comunicador Julio Martínez Pozo quien reaccionó indignado, ante la falta de seguridad que se vive a diario en el lado dominicano de la Frontera.