La Iglesia Católica mantiene firme su rechazo a cualquier legislación permita el aborto

Benito Angeles
SANTO DOMINGO. El secretario general de la Conferencia del Episcopado Dominicano advirtió que la iglesia Católica mantiene firme su rechazo al aborto y bajo ningún concepto apoyará una legislación que contenga en uno de sus articulados la interrupción del embarazo.

Monseñor Benito Ángeles Fernández también criticó los llamados vientres de alquiler que es el mecanismo mediante el cual una mujer acepta gestar una criatura renunciando a los derechos maternales los cuales se lo transfiere a otra mujer.
El también obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo defendió, además, el celibato y rechazo que ese voto de castidad influya en ciertas conductas sexuales desviadas en las cuales se han visto involucrados curas y otros altos jerarca de la Iglesia Católica.
Entrevistado en el programa D´ AGENDA que se difunde por Telesistema Canal 11, el sacerdote recordó que la posición de la Iglesia de Pedro con respeto al tema del aborto tiene carácter esencial y no de mero criterios contingenciales.
Agregó que las cuestiones esenciales de las personas hay que mantenerlas siempre porque se han recibido por cuestiones naturales, y en tal virtud puso como ejemplo el caso del amor y la vida.
“Desde que hay una vinculación de un hombre y una mujer, y hay una relación del contacto del óvulo y espermatozoide que produce una nueva criatura, eso no lo puede evitar nadie, eso es esencial, ya esa criatura es una, única, indivisible y singular, y hay que respetarla como otra criatura“, dijo el prelado católico.
Sostuvo que si bien es cierto que a la mujer hay que respetarle su vientre, también esa mujer tiene que respetar el cuerpo de la criatura que lleva en su vientre que es otra persona diferente a ella.
“Entonces nadie tiene derecho a atentar contra esa nueva individualidad, contra esa nueva criatura, que pudiste ser tú, pude ser yo, o pudo ser cualquier persona de lo que hoy incluso son altos dirigentes que pudieran estar queriendo tomar decisiones en contra de la misma vida que un día alguien le pudo haber quitado“, reflexionó Benito Ángeles.
Criticó que algunos organismos internacionales basándose en respeto a los derechos humanos quieren auspiciar una ley de aborto, lo que en realidad están incentivando todo lo contrario, es decir contradiciéndose por asuntos ideológicos y otros tipos de intereses.
Cuestiona los valores éticos del embarazo
El secretario de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Benito Ángeles criticó lo que calificó como una manipulación genética, el que una pareja alquile el vientre de una mujer para que le conciba un hijo, del que luego quien lo trajo al mundo debe renunciar de su condición de madre de la criatura.
“No puede ser, porque si tu quieres adoptar un hijo adóptalo, pero no tiene que hacer esa especie de manipulación, que es como se le llama a esas manipulaciones genéticas que se van dando fruto del poder y del manejo de la ciencia, que logra hacer también concebir un óvulo y un espermatozoide fuera del vientre de una mujer“, lamentó el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo.
Explicó que todo eso científicamente se puede dar, pero hay que aclarar que lo que es científicamente posible, no necesariamente es moralmente aceptable.
Benito Ángeles insistió en que la Iglesia Católica se mantiene firme en su oposición a que se pueda legislar para que parejas de un mismo sexo puedan contraer matrimonio.
“La ideología de género de la cual muchos líderes se están queriendo apoderar, es una ideología también, al mismo tiempo, en contra del propio ser humano“, sentenció.
Defiende celibato sacerdotal
Benito Ángeles Vicario de Santo Domingo Este, defendió de manera vehemente el Celibato Sacerdotal y negó que ese voto de castidad favorezca la desviación de conductas sexual de algunos curas.
El secretario general de la Conferencia del Episcopado Dominicano expresó que el seno de la Iglesia Católica se vive con mucha tristeza y mucho dolor cuando un sacerdote se ve involucrado en crímenes por motivaciones sexuales o de cualquier otra índoles.
“Si hay algo que hace autentica nuestra vida sacerdotal es el Celibato, y nosotros renunciamos a una vida legitima como es la vida de un matrimonio, para sacrificar y entregar nuestra vida a tiempo completo cien por ciento“, sostuvo el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo.
Dijo que en ocasiones cuando salen tema de algún cura involucrado en una inconducta sexual, se alega que si estuviera casado eso no hubiese sucedido, pero recordó que hay otros que cometen esos mismos hechos estando casados y teniendo su familia. Fuente:diariolibre