Roces entre el Gobierno y sacerdotes de la Iglesia Católica no son nuevos

     SANTO DOMINGO. Los roces entre el Gobierno del presidente Danilo Medina y la Iglesia Católica no son nuevos, pues se han venido produciendo por el tema del aborto.

El 13 de diciembre de 2014 el enlace entre el Poder Ejecutivo y la Iglesia Católica con sede en el Palacio Nacional, sacerdote Manuel Antonio Ruiz, renunció indignado por la observación al Código Penal que realizó el mandatario, lo que calificó como “una tremenda presión” desde el Poder Ejecutivo sobre el Congreso para que no se penalice el aborto en algunos casos.
Tres años después, el Código Penal se ha vuelto a caer por la diferencias entre el Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo sobre ese tema, mostrando nuevamente las divergencias entre el mandatario y la Iglesia Católica.
“Todo esto es pleito ajeno, un pulso entre Danilo Medina y Leonel Fernández, tratando de reeditar su batalla en el Comité Central y Comité Político de su partido. Lo que está en juego es la reelección. Los políticos nos tienen acostumbrados a criticar la reelección cuando es otro el que está en el poder, pero cuando se le toma el gusto a la silla presidencial se profanan los principios”, dijo Ruiz en esa ocasión.
Para formalizar su salida de Palacio, Ruiz envió una carta al mandatario en la que se preguntó cuál es la ecuación que ha convencido al mandatario de que es mejor para él y el país “pelearse con la institución de mayor prestigio del país y asumir la agenda de un grupito de ONG, que como Judas, comen en su mesa, mientras están demandando a la República Dominicana en tribunales internacionales”.
El pasado miércoles 26 de julio, el párroco Benito Cruz Lantigua, de la capilla San Juan Bautista en Santiago, al bendecir una escuela inaugurada, le recordó al mandatario que esa comunidad necesita otras soluciones no son sólo la educación.
Esta vez, Medina rompió el silencio, y en su discurso defendió su obra de gobierno en los aspectos de salud, economía y vivienda, anunciando, además, proyectos de modernizar hospitales.
Este nuevo estilo de defensa de su obra de gobierno podría marcar un precedente del mandatario, en momentos en que agota un segundo período de gobierno, y ha dicho que su principal satisfacción al dejar el gobierno es que en la calle le agradezcan por los proyectos con los que benefició a los ciudadanos. Fuente:diariolibre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.