Con lluvia de gases, antimotines dispersan marcha opositora en Venezuela


CACACAS, Venezuela. Agentes antimotines impidieron con bombas lacrimógenes avanzar hacia el centro de Caracas a miles de opositores que marchaban este miércoles para exigir elecciones generales en Venezuela, en un nuevo desafío contra el presidente Nicolás Maduro pese a la violencia que deja 27 muertos.

Con el rostro cubierto con pañuelos y capuchas, algunos incluso con máscaras antigás, un grupo de jóvenes respondía a las fuerzas de seguridad con piedras y otros objetos, en la estratégica autopista Francisco Fajardo, en el este de Caracas.

La militarizada Guardia Nacional, que acudió en refuerzo de la policía, tiraba también perdigones y, desde camiones antimotines, chorros de agua y una lluvia de gases. “Pa’lante”, que las bombas no matan, gritó el vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara.

“¿Quiénes somos? Venezuela; ¿qué queremos? Libertad”, “Urgente, urgente... un nuevo presidente”, gritaban los jóvenes, entre el humo de las lacrimógenas.

Algunas bombas caían entre la multitud y en el oeste de la ciudad, en Santa Mónica, los gases llegaron a afectar a niños que estaban en la escuela. En otras ciudades, como en San Cristóbal (Táchira, fronterizo con Colombia), las fuerzas de seguridad también repelieron de la misma forma a los manifestantes.

En Caracas, los opositores, vestidos de blanco y llevando banderas venezolanas, se concentraron primero en varios sectores con la meta de llegar a la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad, considerado un feudo chavista, donde hasta ahora no han podido entrar.

“Quiero morir en Venezuela libre de dictadura. Llevo casi un mes protestando y voy a seguir hasta que salgamos de esto”, declaró a la AFP Elizabeth Freites, de 77 años, cubriéndose del intenso sol con un paraguas y quien llevaba una botella con bicarbonato para mitigar el efecto de los gases.

Sin ceder terreno, los seguidores del chavismo marcharon por el centro de la capital y se concentran en las afueras del palacio presidencial de Miraflores, donde esperan a Maduro.

“Estamos movilizados por la revolución, por nuestro presidente. Llamamos a la oposición a que salgan de ese camino violento”, declaró el joven Freddy Gutiérrez, vestido con los colores de la bandera venezolana.
Según la Fiscalía, el mes de protestas dejó hasta ahora 27 muertos y cientos de heridos y detenidos Fuente:diariolibre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.