Nadie quiere sentarse al lado de Tiffany Trump

Tiffany Trump, de 23 años, figuraba en la lista de invitados al desfile neoyorquino del diseñador Philipp Plein, pasarela que ha saltado también a los titulares porque fue en la que debutó como modelo Jeremy Meeks, conocido como "el preso más guapo" después de que se difundiera la foto de su ficha policial cuando estaba en la cárcel. Tiffany Trump no confirmó su asistencia hasta minutos antes del comienzo del desfile del pasado lunes, al que la hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acudió escoltada por agentes secretos. Pero lo cierto es que el peligro fue mínimo, ya que nadie quería sentarse a su lado. 

Alyssa Vingan Klein, editora del portal fashionista.com, escribió en Twitter que había asientos vacíos en el desfile de Plein porque ningún otro editor quería sentarse al lado de una Trump. "Sorpresa desagradable", tuiteó Klein en mayúsculas. Un diseñador amigo de la hija del magnate, Andrew Warren, tomó la iniciativa y decidió acercarse a ella. 
Por si el ridículo fuera poco, los problemas no dejaron de crecer para Tiffany Trump. Philipp Plein —que es conocido por sus exitosos shows de moda, en los que han actuado raperos de la talla de Snoop Dog y Theophilus London y en los que ha incluido chorros de fuego, piscinas y hasta una montaña rusa— decidió convocar en su front row a personajes como Kylie Jenner, su novio Tyga o las hermanas Hilton. Y a Madonna,  gran crítica del presidente de EE UU

El propio Philipp Plein ha decidido pronunciarse sobre el asunto: "Tiffany no se merecía ser humillada", ha dicho este jueves a la web TMZ, y el diseñador también ha lamentado las fotos de los sitios vacíos que circulan por Internet. "Odiad al hombre, vale, pero odiar a la hija es simplemente detestable", ha añadido. 
Kylie Jenner y, a la derecha, Madonna, en el desfile de Philipp Plein. Charles Sykes/Invision/AP
Parece que todo esto no ha afectado demasiado a la joven hija de Donald Trump. Al día siguiente, acudió sonriente al desfile de Dennis Basso. Esta vez, los asientos sí estaban ocupados. También tiene sus defensores y, probablemente, la más conocida e inesperada haya sido Whoopi Goldberg. La actriz y presentadora de The View dijo en su programa del miércoles que ella le acompañaría a los desfiles: "¿Sabes qué, Tiffany? Se supone que todavía tengo que ir a un par de desfiles. No sé qué va a pasar, pero me sentaré contigo. Porque nadie está hablando de política. Estamos hablando de moda. ¡Ella no quiere hablar de su padre! ¡Ella está viendo un desfile!", dijo. 
Tiffany Trump ha contestado a la actriz este jueves con un mensaje de Twitter: "Gracias @WhoopiGoldberg, me encantaría sentarme contigo", ha escrito la hija del presidente de EE UU en la red social.  
     La cantante llegó una hora tarde, anunciada por el ruido de los disparos de las cámaras de los fotógrafos, y el show esperó por ella. Una vez en su sitio (en la otra punta de Tiffany Trump), se apagaron las luces y comenzó el desfile. Según la web estadounidense de noticias, tras la presentación de la colección la hija del presidente no se quedó "porque trataba de evitar a Madonna.- Fuente:msn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.