10,000 becas en 4 años para un escaso mercado laboral

    El Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología se ha propuesto en otorgar, por deseo del presidente Danilo Medina, 10 mil becas internacionales en esta gestión gubernamental. Eso es, más o menos, 2,500 beneficiarios por año hasta el 2020, una cifra que supera casi todos los promedios otorgados desde que arrancó este programa en 2005, cuando otorgó 405 becas.


    Tomamos como referencia la inversión de Estado entre 2016-2017, que es de RD$1,035 millones y concluimos en que se trata de una meta que podría superar en valor los 4 mil millones pesos para el programa de becas internacionales que, si bien ha abierto los ojos al mundo y a la formación especializada de más de 14 mil jóvenes dominicanos, también bulle entre las críticas eternas de falta de empleo, o salarios muy inmerecidos al llegar a República Dominicana.

elCaribe le cuestionó a la ministra de Educación Superior Ciencia y Tecnología, Alejandrina Germán, esta problemática de la oferta laboral, junto a otra de la que se habla menos, pero es bastante evidente: muchos dominicanos se quedan de migrantes tras ser becados el exterior. Ella responde que muchas veces, esos jóvenes se escudan en que no encuentran trabajo en República Dominicana. “Yo no creo que sea exactamente así, lo que pasa es que quieren buscar la justificación para no regresar al país”, dice.

“No podemos decir que no encuentran trabajo, hay muchos que encuentran y hay otros que no. Hay muchos también que le ofrecen trabajo fuera y quieren quedarse y para justificar quedarse… argumentan que no consiguen en República Dominicana”, repite Germán.

Lisa es una de las dominicanas que, tras obtener en 2014 una de las becas internacionales que da el Ministerio para estudiar negocios en España, resolvió no hacer planes de regreso. Ella, que prefiere no identificarse, explica que al terminar el programa de estudio que costeó el Gobierno dominicano decidió pagar de su bolsillo un segundo máster, no tanto para estudiar, sino para renovar su permiso de estudiante. “Así ganaba más tiempo para ver qué otras puertas se abren aquí en el viejo continente. Ahora trabajo de camarera en un bar de copas”, cuenta a elCaribe.

En sus palabras, decidió convertirse en migrante por la dificultad que hay en República Dominicana para conseguir un buen empleo. “Y por ver cómo personas capacitadas reciben un salario que no le alcanza para subsistir, en cambio otros ganan dinero para tirar hacia arriba y ni siquiera asisten a sus oficinas”. Eso, posiblemente sumado a la seguridad en las calles, la comodidad del transporte público y la calidad en los servicios básicos como la salud, la electricidad o el agua.

Los bajos salarios de los que Lisa habla y los que la ministra dice son justificación, es una problemática demasiado evidente y nada exclusiva de un sector social. El Banco Mundial en su último informe sobre la economía dominicana, dado a conocer el pasado 13 de este mes, identificaba como una de las razones de por qué tanto crecimiento económico sin reducción de pobreza, el hecho de que el mercado laboral no recompensa a los trabajadores por su productividad creciente. El mismo análisis indica que entre el 2000 y 2013 la productividad laboral aumentó un 39%, mientras que la remuneración por el trabajo disminuyó en un 26%, e indica el informe que esa disminución de salarios afecta a todos los grupos de trabajadores, independientemente de sus habilidades o años de estudios.

Otra queja con relación a las becas internacionales recae en que no hay un año en que el Gobierno no se atrase en el pago de manutención, aún cuando el programa de becas internacionales tiene más de 10 años implementándose. Lisa cuenta que en su caso, ese retraso fue de tres meses. “Según el Ministerio era porque no todos los estudiantes envían los datos de su cuenta a tiempo y el Ministerio no puede depositar uno por uno.

En otro caso te dicen que estamos a final de año o a principios (dependiendo de cuando escribas) y que la nómina todavía no se ha enviado, o simplemente no responden los emails y te llegan las informaciones por terceros”, cuenta.

Ella resolvió con la familia sus gastos, pero cuenta que algunos de sus compañeros tuvieron que entregar el piso donde vivían o agruparse entre tres y cuatro por habitación.

En nueve años se dieron 14,243 becas en exterior

Desde el 2005 hasta el 2014, el Ministerio ha otorgado 14,243 becas internacionales, de las cuales 12,573 (88%) han sido para programas de postgrado. La mayoría de estudiantes se han concentrado en universidades de España (62% con 8,876), seguida por Estados Unidos (14% con 2,000), Francia (403), Brasil (361) y Argentina (357) completan una lista de 17 países donde el Gobierno tiene acuerdos, desde Cuba y Puerto Rico, hasta Japón y Corea. FUENTE:ELCARIBE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.