Las lágrimas del presidente del Congreso

«Buenos días a todos Ustedes. Les agradezco su acogida y su presencia. Agradezco los personajes más importantes que hay aquí: los niños. Quiero pedirle a Dios que los bendiga».
Esas fueron las primeras palabras que Francisco ha dedicado a la audiencia que se agolpaba frente alCongreso para escucharle. Junto a él, John Boehner, el presidente de la cámara, que le había recibido por la mañana en su despacho.

Después, tras escucharle pedir la abolición de la pena de muerte y pedir por los pobres, Boehner no ha podido más y ha tenido que utilizar un pañuelo para secarse las lágrimas. El presidente del Congreso fue quien presentó la invitación a Francisco para que interviniera.
«Señor, Padre nuestro de todos, bendice a este pueblo, bendice a cada uno de ellos, bendice a sus familias, dales lo que más necesiten» ha continuado diciendo el Pontífice.
«Y les pido, por favor, a Ustedes, que recen por mí. Y, si entre ustedes hay algunos que no creen, o no pueden rezar, les pido, por favor, que me deseen cosas buenas. Thank you. Thank you very much. And God bless America».Fuente: msn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.