Así se espía en las redes WiFi públicas, ¿podemos evitarlo?

     Las redes WiFi públicas son cada vez más comunes. Pero, ¿son seguras? Por regla general, no. ¿Se puede usar una red WiFi pública aunque no sea segura? La respuesta es sí, tomando las precauciones debidas.
Los expertos afirman que resulta sencillo hackear una red WiFi pública. Hace unos meses nos hacíamos eco de una noticia que nos contaba cómo una niña de 7 años había hackeado el WiFi de una cafetería en 11 minutos.



¿Realmente es tan fácil hackear el WiFi gratis?

El problema de este tipo de redes no es su tecnología, sino el hecho de ser una red pública. Esto significa que no tiene contraseña de acceso, o si existe, cualquiera la puede pedir al museo, cafetería o aeropuerto que ofrece el servicio. Y eso incluye a un hacker que quiera robar información. Si un hacker malicioso está dentro de la red WiFi lo único que le separa de los datos de otros usuarios es la encriptación de la conexión. Pero las redes WiFi públicas raramente están encriptadas, y muchos servicios o páginas webs tampoco, así que espiar es tan sencillo como sintonizar una radio: la información viaja por el aire y cualquiera con un software de tipo sniffer, puede interceptarla.

Para comprobarlo, vamos a ver cómo una persona sin conocimientos de hackeo puede obtener información de una red WiFi pública, o de una red WiFi privada de la que conoces las claves.

Cómo protegerse al usar WiFi gratis

Interceptando paquetes
Los programas que vamos a utilizar aquí son legales y gratuitos, y se pueden descargar sin problema desde su web oficial. Están desarrollados por hackers éticos para probar la seguridad de las redes. Sin embargo algunos antivirus, como el propio Windows Defender de Windows 10 los marcan como virus o software dañiño, precisamente porque sirven para espiar. Pero no contienen ningún malware.

Por otro lado, debes tener muy claro que es ilegal espiar las comunicaciones de otras personas. Si los usas hazlo con tu propia conexión WiFi, o sólo para observar. No entres ni manipules las conexiones de los demás, podrías ser detectado y denunciado.

Dicho esto... ¿Qué podemos encontrar en una red WiFi vulnerable, sin necesidad de ser un hacker?

Basta con instalar un programa como Acrylic WiFi Free, o la demo de Acrylic WiFi Professional, de la empresa española Tarlogic, y ponerlo en marcha, para rastrear las redes WiFi que hay a nuestro alrededor. Casi con toda seguridad detectarás redes que usan la clave del router por defecto (la que viene en una pegatina), y que son fácilmente detectables con cualquier sniffer (software husmeador), como Acrylic WiFi Free. En nuestro caso, identificamos una red WiFi privada con la contraseña al descubierto. Fuente:MSN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.