Gobierno RD aclara hijos haitianos en situación irregular no son apátridas

MADRID, España.- El embajador dominicano en Madrid, Aníbal de Castro, ha aclarado este martes que los hijos de inmigrantes haitianos en situación irregular en su país no son apátridas, ya que pueden optar a la nacionalidad de sus progenitores, después del revuelo suscitado por el fin del plazo para la inscripción en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros el pasado 18 de junio.

En una carta remitida a una agencia de prensa europea, De Castro ha explicado que la Sentencia 168 del Tribunal Constitucional dominicano de 2013, cuyo resultado final ha sido el citado plan de regularización, vino a confirmar que la Constitución de 1992 “establece la ciudadanía dominicana únicamente para los hijos nacidos en el país de extranjeros legalmente residentes”.
Así pues, “no son elegibles para obtener la ciudadanía dominicana los hijos de personas que hayan entrado y permanezcan de manera irregular en el país”, ha proseguido el embajador, subrayando que “a estas personas corresponde la ciudadanía de origen de sus padres, de acuerdo a las normas internacionales vigentes”.
Por tanto, ha añadidido, es “incorrecto hablar de apatridia, especialmente en el caso de hijos de haitianos” puesto que “estos tienen derecho a la nacionalidad de sus padres por el llamado ‘derecho de sangre’, según la Constitución de su país”.
“Es cierto que muchos hijos de extranjeros sin estatus legal habían obtenido documentos de identidad acreditándolos como dominicanos, en virtud de fallos internos administrativos derivados de la debilidad histórica de nuestro sistema de registro”, ha reconocido el embajador.
DRAMA HUMANO
Ante este “drama humano que vivían estas personas a raíz del fallo”, el Gobierno dominicano promulgó la Ley 169-14, que establece “un régimen especial que les garantiza la nacionalidad” y del que, según ha puntualizado, se han beneficiado “unas 53.000 personas, en su mayoría de ascendencia haitiana”.
La citada ley, ha continuado De Castro, “también contempló la situación de un segundo grupo de personas: aquellas que se declaraban como nacidas en la República Dominicana de extranjeros no residentes y que nunca habían obtenido algún documento para constatarlo”.
En su caso, se les dio “la oportunidad de presentar alguna prueba — incluyendo declaraciones de conocidos o testigos– de su nacimiento en el país, con el fin de obtener la residencia legal y una vía expedita hacia la obtención de la ciudadanía dominicana mediante el proceso de naturalización contemplado por la ley para esos casos”, ha explicado a Europa Press.
“Durante el periodo de vigencia del programa, que incluso fue prorrogado por tres meses adicionales, casi 9.000 personas optaron por esta facilidad”, ha resaltado el máximo representante de República Dominicana en España.
“El resultado final ha sido el impulso dado al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, contemplado por la Ley de Migración 285 de 2004″ con el que el Gobierno dominicano, “motivado por la firme voluntad de imponer orden al sistema migratorio dominicano y disminuir la vulnerabilidad enfrentada por los inmigrantes en situación irregular que se encontraban en el país desde hace años”, trató de “dotar a esas decenas de miles de personas de un estatus migratorio”.
Al cierre del plazo de inscripción la semana pasada, había 280.000 inscritos, lo que permite calificar el programa de “rotundo éxito”, en palabras del embajador. “Ningún otro país del hemisferio, quizás del mundo, ha tomado en la historia reciente medidas de esta magnitud”, ha defendido.
NO HABRÁ REPATRIACIONES MASIVAS
Por otra parte, De Castro ha asegurado que el Gobierno de su país ha dado “seguridades una y otra vez de que cualquier repatriación de indocumentados respetará sus derechos”, habiendo quedado descartadas “rotundamente las repatriaciones masivas”.
Asimismo, ha lamentado que la “solidaridad dominicana con el vecino pueblo de Haití y los variados mecanismos encontrados para aliviar sus dificultades como inmigrantes, tal como el acceso gratuito e ilimitado a la salud pública dominicana, lamentablemente no genera tantos titulares” como lo ha hecho la supuesta repatriación masiva de inmigrantes.
En este sentido, ha aprovechado para resaltar que “alrededor de un 90 por ciento de los inscritos en el plan son haitianos, y estos tendrán todavía oportunidades adicionales de aportar. Fuente:almomento

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.