Cancillería aún no fija posición por cierre de consulado dominicano en Juana Méndez

DAJABON.- La Cancillería Dominicana, no ha fijado una posición por la turba de haitianos que atacaron a pedradas y botellazos, el consulado dominicano que funciona en la población haitiana de Juana Méndez, rompiendo los cristales, obligando a sus autoridades al cierre del local por el acoso que se ven sometidos por los nacionales de la vecina República.

Pero también, la jefatura de la diplomacia internacional dominicana, no se refirió a otra Pedrea que sufrió el mismo consulado la semana pasada, cuando intervenía para que fueran liberados siete conductores de vehículos pesados, apresados por las autoridades haitianas. 
Sobre la clausura temporal, el cónsul dominicano Francisco Gustavo Lembert Canó, la medida fue asumida hasta nuevo aviso, luego que una turba de haitianos atacara a pedradas y a botellazos la sede consular, aunque ninguno de los empleados y funcionarios resultaron con heridas de consideración. 
Describió el panorama reinante en Juana Méndez, como fuera de control, por lo que no hay garantía para la realización de un eficaz servicio, por las constantes agresiones de que son víctimas por haitianos. 
Expuso que, después de un primer cierre la semana pasada, reanudaron sus actividades normales en horas de la mañana del lunes de esta semana, pero que cuando se encontraban en plena labor despachando los asuntos que estaban acumulados porque llevaba varios días sin laborar, se presentaron elementos armados de piedras, palos y botellas y, rompieron los cristales del local donde funciona la sede consular. 
"Hasta que esa situación no cambie, no volveremos a trabajar, ya que no hay garantías para nadie", indicó el diplomático dominicano.    
Dijo que, todos los empleados tuvieron que refugiarse en el vecindario, para evitar ser agredidos por las tantas piedras y botellas que les lanzaron.  
Desde hace semanas, en las comunidades del noroeste de Haití próximo a Juana Méndez, Fort LIberté y Cabo Haitiano se realizan protestas contra el Gobierno del presidente Michael Martelly, en reclamo, entre otras cosas, de que rebajen los impuestos que cobran las autoridades haitianas por los productos que compran en los establecimientos del mercado binacional que se realiza cada lunes y viernes en Dajabón, así como por distintas obras públicas. 
FUENTE: DIARIOLIBRE.COM.DO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.