Asociación Dominicana de Profesores al borde de la división

    SANTO DOMINGO: Las fuertes contradicciones en torno a cómo debe orientarse la lucha por un aumento salarial para los maestros públicos mantienen al borde de la división a la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), que sería la primera en los 45 años de existencia de uno de los gremios más combativos del país.
  Los asomos de división surgieron luego de la “actitud pasiva” frente a los reclamos de los maestros que se atribuye al presidente de la ADP, Eduardo Hidalgo.

Fuentes de la ADP consideran que la doble condición de diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y miembro de la corriente del presidente Danilo Medina obstaculizan a Hidalgo en la lucha por las reivindicaciones de los educadores públicos.

Afirmaron que la lucha agresiva que libró recientemente Hidalgo por el aumento salarial y otras demandas del magisterio, les provocaron serios problemas en el partido oficial y un alejamiento del jefe del Estado.

Desde entonces, según las fuentes, el dirigente gremial decidió “bajar la guardia” frente al Gobierno.

Ayer, el presidente de la ADP, Eduardo Hidalgo, convocó para el 19 de este mes a un pleno nacional de dirigentes para discutir el rumbo de la lucha por un 60% de aumento de sueldos.

En la misma fecha, nueve de los 21 miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) convocaron a una marcha que concentraría a los miles de maestros públicos de las provincias del sur del país, a celebrarse en Azua.

Pero además, mientras los miembros del CEN María Teresa Cabrera, Francisco de los Santos, Kenia Xiomara Guante, Abel González, Rafael Féliz, Juan Núñez, Félix Núñez, Juan Santos y Domingo Mejía encabezaban ayer en Santiago una marcha que concentró a los educadores del Cibao, Hidalgo celebraba una reunión con los 12 miembros restantes de ese organismo.

Esa reunión estaba convocada para celebrarse este jueves, pero fue adelantada por Hidalgo, a sabiendas de que faltarían a la misma los nueve dirigentes citados.

Sin la asistencia de esos nueve dirigentes, la ADP tomó la decisión de convocar al pleno de dirigentes para el encuentro del 19 de este mes.

Decidió, además, enviar ayer una carta al ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, solicitándole una reunión “urgente” para discutir el conflicto.

“No sabemos si se trata de un boicot a la convocatoria a la marcha de Azua, pero la misma se mantiene hasta nuevo aviso”, precisó María Teresa Cabrera este jueves al ser consultada sobre el tema.

 Cabrera, alta dirigente del Partido Comunista del Trabajo, y del Movimiento Independencia, Unidad y Cambio (MIUCA) está ahora al frente por la lucha del aumento del 60 por ciento.

Les acompañan, Xiomara Guante, quien desertó del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) luego que pasara a ser controlado por Miguel Vargas Maldonado y otros dirigentes del PCT, del Partido Revolucionario Moderno y del PRD.

El grupo de los 12, que acompaña a Hidalgo, está integrado por miembros y dirigentes del PLD, el PRD y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

El ministerio de Educación respondió ayer a los reclamos de la ADP, ofertando apenas un 12 por ciento de aumento salarial, monto considerado “inaceptable y humillante” por María Teresa Cabrera.