Haití busca comprar energía a generadores dominicanos

     SANTO DOMINGO, 23 JUNIO 2013.- Haití estaría interesado en comprar energía de República Dominicana a través de un intermediario de capital español y con operaciones en Santo Domingo, debido a la crisis que afecta a la Empresa Estatal de Electricidad  de Haití (EDH por sus siglas en francés), que opera con un déficit de 29 megavatios por deudas con generadores locales y por problemas de operación.

     Según el periódico haitiano Le Nouvelliste, la directora general de la EDH, Andress Appolon, se encuentra en la capital dominicana para entablar conversaciones que conduzcan a la compra de energía a compañías afiliadas a INDRA, con presencia en un centenar de países, incluyendo República Dominicana.
     Sin embargo, el director Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Enrique Ramírez; y el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), Milton Morrison, y Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), los tres consultados  informaron que no ha tendido ningún acercamiento con funcionarios haitianos interesados en el asunto. 
    Le Nouvelliste, que cita a una fuente de ese medio, destaca sin embargo que la operación sería perjudicial para la empresa estatal por su naturaleza estratégica, sobre todo en el escenario actual en el que ambos países mantienen un diferendo por la prohibición impuesta por Haití a productos avícolas dominicanos, y porque la compañía dominicana no aceptaría los meses de retraso que la EDH tiene con los generadores locales.
     De acuerdo con el matutino, la EDH adeuda en la actualidad unos 65 millones de dólares a tres proveedores privados, uno de los cuales, E-Power, a la que debe cuatro meses de pago, salió del sistema para restarle 29 megavatios a la red, mientras encara el pago por la generación de tres plantas instaladas por Venezuela.
     Esto es en gran parte lo que explica el racionamiento de la energía los últimos días en la capital, señaló Le Nouvelliste. “Estamos haciendo esfuerzos para amortizar nuestra deuda”, dijo al matutino el subdirector general de la EDH, Dukens Raphaël, quien admitió la salida de E-Power (alguna vez presidida por el actual primer ministro Laurent Lamothe) por razones económicas.
     En Santo Domingo, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica, Milton Morrison, dijo ayer  que desconoce que alguna representación del gobierno de Haití esté buscando comprar energía en el país, y aseguró que INDRA, la supuesta intermediaria en el proyecto de adquisición, no es parte de la ADIE.
     La ADIE es la agrupación de empresas generadoras de energía eléctrica localizadas en el país, por lo que cualquier acercamiento con la industria sería de su conocimiento.
     INDRA es una compañía que ofrece soluciones en distintos sectores incluyendo el energético, como gestión e información de plantas, gestión de instalaciones y de ciclo comercial. La compañía tiene sus oficinas en el país en la torre Piantini.
     Entre tanto, el director ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, Enrique Ramírez, informó que durante los últimos tres días, no ha tenido ningún acercamiento con funcionarios haitianos en el país con la finalidad de concretar acuerdos de compra y venta de electricidad.
Ramírez explicó  que una eventual negociación de este tipo tendría que contar con la participación de la entidad que dirige.
     Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, comunicó que no tiene conocimiento de la presencia en República Dominicana de ningún representante del gobierno haitiano con tales fines.
Aún así, Jiménez no descartó que funcionarios de Haití se encuentren en el país y que inicien el acercamiento con las autoridades locales en los próximos días.
     La cooperación energética entre Haití y República Dominicana no es nueva.
     Desde inicios de año, el director de la CNE y el ministro de Seguridad Energética del vecino país, René Jean-Jumeau, han sostenido encuentros que constituyen el preámbulo de las negociaciones de una posible interconexión eléctrica a ambos lados.
     No obstante, ambos funcionarios aclararon que el progreso de la interconexión dependerá de una definición clara del proyecto, acceso a financiamiento y del comportamiento de las relaciones técnicas y sociales entre ambos países.
     Alrededor del 70% de la población en Haití no tiene acceso a la energía eléctrica y la capacidad de producción disponible aumentó a más de un tercio de la demanda estimada en 500 megavatios.
     Además de sus deudas, según Le Nouvelliste, la Empresa Estatal de Electricidad de Haití enfrenta problemas como el de comprar energía que no logra vender debido a las conexiones ilegales, presenta cuantiosas pérdidas en la red y no recibe toda la energía que compra.
     Las empresas que venden energía a la EDH son EPower, Sogener y HayTrac.
     Haití también tiene la obligación de pagar desde mayo pasado la generación de tres centrales eléctricas venezolanas.
Fuente: Listindiario.com